Sandra Bland, George Floyd, Jeremy McDole y otras voces que fueron silenciadas pero que no cayeron en el olvido.

No matter how big a nation is, it is no stronger than its weakest people, and as long as you keep a person down, some part of you has to be down there to hold him down, so it means you cannot soar as you might otherwise.” Marian Anderson

El otro día vi un documental sobre la vida y muerte de Sandra Bland, una mujer afroamericana que murió en una celda en Texas después de ser arrestada 3 días antes por una simple multa. La causa de la muerte fue declarada suicidio y se llevó a cabo una investigación para descubrir que pasó realmente.

No puedo explicar toda la historia con detalle porqué no acabaría nunca. Su historia es muy larga y si queréis saber más detalles sobre su vida, podéis ver el documental que hizo HBO: Say Her Name: Life and Death of Sandra Bland.

Hoy he decidido abordar este tema porque me gustaría hablar sombre más cosas aparte de los libros y decir mi punto de vista en algunos temas. Espero que os guste este pequeño cambio al blog.

Volviendo a lo importante, Sandra Bland, una mujer que creo que pocos saben su historia por desgracia, fue otra victima del racismo. Ella y otras tantas personas sufrieron y perdieron su vida luchando por esta causa que necesitaríamos horas para hacer una lista entera.

A veces me pongo a pensar sobre todo esto. Sobre el racismo. Y me pregunto porque los seres humanos somos tan ingenuos como para discriminar de esta manera a personas iguales a nosotros. Porque sí, todos somos iguales. No me refiero al aspecto o a la personalidad sino a que todos tenemos un corazón, sentimientos y dignidad.

Así que, porque no empezamos a respetar más a todo el mundo y ya no digo solo respetar las vidas de los que tienen un color de piel distinto al nuestro, sino a todos. Porque todos los que vivimos en este mundo merecemos ser respetados y tratados bien.

Porque todas las vidas importan. Todas y cada una de ellas.

Empecemos a ver la vida con otros ojos y hagamos este mundo mejor. Porque nadie merece ser tratado como fue tratado George Floyd, o morir como murió Sandra Bland o Emmet Till. Me duele el corazón cada vez que pienso en la muerte de tantos inocentes y me hace sentir impotente y sin voz. Tantas voces son calladas por intentar hablar la verdad y hacer ver al mundo en que situación estamos. Pero esta sociedad en la que vivimos hoy en día calla todas esas voces y las silencia. Corta las alas a tantos pájaros y quitan la fuerza de la voluntad de otros tantos.

Así que, por favor, intentemos cambiar esto y luchemos todos juntos contra esto. Si nos unimos y juntamos toda nuestra ira y fuerza de voluntad que guardamos dentro, lograremos grandes cosas.

Empecemos con pequeños pasos, cambiando primero de todo nuestro punto de vista.  Después, respetemos a todos los que nos rodean. Y finalmente, animemos a otros de que se unan en esta lucha contra el racismo.

Nos tomará mucho tiempo para cambiarlo, pero lo conseguiremos. Lo sé.

Muchas gracias por volverme a leer otra vez. ¡Nos leemos en el próximo artículo!

Maria

#BlackLivesMatter #AllLivesMatter

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s